lunes, 22 de junio de 2009

Aquel Valencia de los 90



Sempere, Quique, Voro, Camarasa, Giner, Leonardo, Fernando, Roberto, Arroyo, Eloy y Lubo Penev. Ningún valencianista cercano a la treintena debería olvidar esta alineación de principios de los años 90. Quizá la única estrella rutilante era el 9 de Bulgaria, sobrino del seleccionador Dimitar Penev y que, de no ser por Hristo Stoitxkov habría sido el mejor jugador de su país de la época en unos años dorados para el país del este de Europa.

Cantera, toda la defensa y el medio campo valencianos - con permiso de Carlitos Arroyo y de Quique Flores, valencianos de adopción-. Sempere: un portero que esperó hasta que tuvo su oportunidad en su equipo de siempre, también llegó a la internacionalidad. Su altura no le impedía tener unos reflejos de gato. El "Faraonito", Quique Sánchez Flores, un estilista por la banda; Fernando Giner, pura raza; Voro el mejor marcador; Camarasa, el gran capitán. Fernando; el Maestro de ceremonias. Leonardo; la samba; Arroyo, pura clase; Eloy, un ratón del área; y Penev, la estrella que requiere un grande. Fueron mis ídolos en mi adolescencia y no ganaron ningún título. La copa del 95 podía haber sido el triunfo para algunos de los que quedaban en el plantel, pero el Superdepor y aquella granizada que aplazó los últimos diez minutos de partido lo impidieron. La mayoría de ellos devolvieron al Valencia a primera al año siguiente de bajar y quizá eso no se valoró lo suficiente. Después de ser terceros y subcampeón con Victor Espárrago llegó el fútbol Made in Valencia de Guus Hiddink. Aquél equipo no logró títulos pero se hubiese clasificado todos los años para la Champions con el formato actual.

Hoy en día con la crisis económica del equipo y la posible venta de las estrellas no escapa la posibilidad de volver a valencianizar el equipo, una utopía para muchos. De momento se ha fichado a Mathieu, Bruno y De Albert. La buena nueva es que Michel hará la pretemporada con el equipo y parece que se asienta. Falta mucho para que se repita aquella época en la mayoría de jugadores sobre el campo eran valencianos. Después del ascenso del Villarreal B, hay que aplaudir la labor de los técnicos del futol base del submarino y aprender. Yo creo que algún dia la cantera volverá a sacar al Valencia de apuros y se le valorará en su justa medida. Ojalá así sea .

5 comentarios:

Noé Hernández dijo...

Hola Nacho, ahora mismo te voy a enlazar en mi blog. Precioso articulo y cargado de razón, no hay que olvidar a ese once plagado de valencianos que se partieron el pecho por nuestro Valencia.

He abierto un post en los dos blogs que participo
www.migustoparticular.blogspot.com (el mío)
www.eldeportenosunió.blogspot.com
en el que puedes formular preguntas sobre mi, y el miércoles publicaré las respuestas. Saludos.

Beamartin dijo...

Muy emotivo Nacho. yo vivi esos años, y los jugadores que has mencionado !! vaya recuerdos!! aquellos si querian el escudo, y espero que las jóvenes promesas, hagan lo mismo, porque nuestro club es muy grande.

CHEdigital dijo...

Aquella década fue el preámbulo del mejor Valencia de la historia contemporánea.

Gran artículo Nacho

Ana Soff dijo...

Yo crecí valencianistamente hablando con ese Valencia. Ese fue mi "primer equipo".

Rubén dijo...

Naci en 1990 y yo soñaba ya con camarasa y demás y lo veía jugar y no le daba importancia por ser tan pequeño... que diferente de ahora.

http://checolumna.blogspot.com