domingo, 17 de marzo de 2013

La década prodigiosa



Pareja de Oro (foto: televisadeportes.com)
Los años 80 fueron especiales. También en las votaciones para Balón de Oro, cuando los encargados de la revista France Football tuvieron la osadía de premiar a jugadores de la Europa del Este, como Igor Belanov, del Dinamo de Kiev y que sería una de las últimas estrellas de aquella URSS. El alemán Karl Heinz Rummenige se haría con dos estatuillas a principios de la década, siendo partícipe en la final de España´ 82 y la de Mexico´ 86. Precisamente, la consecución del título por parte de Itralia en el Bernabeu le dio a Paolo Rossi un galardón merecido por su trayectoria. El Milan de Arrigo Sacchi y los holandeses causaron furor a finales de la década prodigiosa. Dos esféricos dorados para el gran Marco Van Basten, uno de los mejores goleadores de todos los tiempos. Su estratosférico tanto en la final de la Euro' 88 frente a la Unión Soviética daría a los Países Bajos su único título hasta el momento. Ruud Güllit era su pareja perfecta y así lo vieron los jueces en  1987.


Con la Vecchia Signora (foto: www.mundodeportivo.com)

Capítulo a parte merece Michel Platini. Tres premios consecutivos (83,84,85). Debuta con el modesto Nancy y le hace campeón de Copa en el 78. La Juve lo fichó del histórico Saint-Ettiene, al que devolvió a la gloria en su país con la Ligue 1 del 81. Con los italianos, repoker de ases: Recopa, Supercopa, Copa de Europa e Intercontinental. Dos ligas, una Coppa y tres Cappocaniooneri. Con "les Bleus" la Eurocopa del 84 ante España en Paris y semifinales en el mundial de Naranjito y en Mexico' 86. Considerado por la IFFHS (ese organismo al que tantos ignoran pero al que todos aluden) el mejor futbolista francés del siglo XX. Su arrolladora personalidad le hizo presidir la UEFA desde 2007.