domingo, 22 de mayo de 2011

Tragedia en Riazor



Los rostros de los aficionados del Depor, anoche, en Riazor, hablan a las claras de lo que ocurrió. Otra noche trágica para los blanquiazules después de 17 años de la última liga que perdieron, precisamente ante los valencianistas. El penalti de Miroslav Djukic se transformó en ocasiones erradas. Sánchez y González, dos apellidos comunes que los gallegos tienen marcados a fuego, nombres propios que tan diferente carrera tuvieron y que tanto se parecieron en el abarrotado feudo coruñés.

Los Bebeto, Mauro Silva, Fran y compañía tuvieron la misma sensación que los Adrián, Guardado, Juan Rodríguez o Ricki. En situaciones de máxima responsabilidad las piernas se bloquean. Más de una vez se quedaron en blanco ante la portería del Valencia.

El destino, trágico para el Depor, llevaba al conjunto de Emery al espacio donde se siente cómodo. Hace casi dos lustros ya (qué rápido pasa el tiempo), el Valencia le regalaba la liga al Dream Team de Cruyff. Anoche el Deportivo fue un equipo con tesón, pero sin acierto. Y el que perdona lo acaba pagando…

2 comentarios:

Juan Chenlo dijo...

hola, he conocido tu web preparando un artículo sobre Lubo Penev, me parece que la tienes muy "currada", me gustaría un intercambio de links con tu blog, si estás interesado ponte en contacto conmigo por favor, un saludo desde www.lamazetadeportiva.blogspot.com

Nacho dijo...

Muchas gracias compañero, ya estás en mi lista.

Un saludo.